Asanas y Pranayama dentro del Dinacharya

A pesar de que el texto Ayurvedico Charaka Samhita no hace ninguna referencia específica a Yogasana, en el Sutra 7 capítulos 31-32 y 33 menciona que el movimiento físico aporta ligereza, energía, firmeza, ayuda a ser más tolerante y resistente frente a las dificultades, disminuye las impurezas y estimula el agni o fuego digestivo.

Luego del automasaje y el baño matutino, la rutina diaria contempla la práctica de yoga, la cual debe contener asana (posiciones), pranayama (respiración) y meditación.
Dicha práctica realizada en la mañana tiene como objetivo purificar el cuerpo y despertar la mente y los sentidos para afrontar la jornada con claridad y energía. En cambio, realizada en la tarde-noche tiene busca calmar el cuerpo y la mente, con la intención de preparar al organismo para el descanso.

La práctica según la constitución

Surya Namaskar
El saludo al sol o Surya Namaskar es posiblemente la secuencia de posiciones o asanas más conocida, de la existe un sinnúmero de variaciones. La práctica de Surya Namaskar mueve y despierta todo el cuerpo, desarrolla fuerza, flexibilidad y coordinación, revitaliza la columna vertebral, ayuda a regular la respiración e incrementa el control mental.
Si debido al estilo de vida o por cuestión de tiempo no se puede practicar yoga en la mañana, realizar de 3 a 5 giros del Surya Namaskar seguido de al menos 5 minutos de Naddi Suddhi (respiro alternado) es una buena alternativa para comenzar el día.

Surya Namaskar inspirado en la secuencia SivanandaSivananda-Style-Surya-Namaskar web
Yoga para Vata
La práctica para una persona predominante Vata debe ser tranquila, estable y focalizada en la concentración, para contrarrestar la movilidad y el carácter distraído y ansioso característico de este Dosha.
La realización de cada posición deber minuciosa con la atención dirigida hacia la parte del cuerpo que se está trabajando. Debe ser una secuencia de posturas que promueva la flexibilidad, la estabilidad, el calor interno y el equilibrio.
Tanto Surya Namaskar así como el resto de las Asana para Vata debe ser practicado de modo suave, lento y con regularidad.
Se deben privilegiar posiciones que estimulen la zona pélvica y el colón, zonas donde reside Vata, posiciones de equilibrio para estimular la concentración, torsiones y flexiones hacia adelante para calmar el sistema nervioso y la serie Pawan Mukta Asana que trabaja sobre las articulaciones y ayuda a eliminar el gas que Vata acumula en el cuerpo.

Asana para Vata
Sirsanana es una posición de equilibrio que calma la mente y produce calor, lo que la hace ideal para Vata.
Ademas Vrksasana, Tadasana, Natarajasana, Kukutasana, Garudasana, Sardulasana, Paschimotanasana, Malasana, Ardha matsyendrasana y Pawanmuktasana. Coordinar la práctica con el respiro Ujjaye

Antes o después de la práctica de asana seguir Naddi Shuddhi Pranayama para calmar la mente.

Yoga para Pita
Pita es calor, control, dinamicidad e intensidad. Una persona con este Dosha predominante debe seguir una práctica suave, lenta, refrescante y relajada que equilibre el carácter irritable y competitivo de dicha constitución.
La secuencia para Pita debe incluir Asanas que incrementen la flexibilidad y la circulación sin crear sudoración o exceso de calor en el cuerpo. Se recomiendan posiciones simples que no requieran ningún tipo de control y aporten serenidad.
Incluso Surya Namaskar o cualquier otra asana puede ser practicada siempre que se haga en modo relajado y calmado.
Se deben privilegiar posiciones que estimulen el hígado y el intestino delgado, zonas donde domina Pita, como torsiones, posiciones de flexión lateral y hacia adelante que además refrescan el organismo y calman el sistema nervioso.

Asana para Pita
Yoga Nidra o Shavasana es una óptima posición para Pita porque tiene un efecto  calmante.
Además Chandra Namaskar, Ardha chandrasana, Anantasana, Adho Mukha Svanasana,  Vajrasana, Balasana, Tadasana, Padahastasana, Navasana, Ardha matsyendrasana, Salamba Sarvangasana y Halasana. Así como posiciones de apertura como Bhujangasana, Salabhasana y Chakrasana practicadas con moderación.

Antes o después de la practica de asana realizar Naddi suddhi para calmar la mente y Sitali para equilibrar y refrescar.

Yoga para Kapha
La práctica para Kapha debe ser enérgica y estimulante, que genere calor en el cuerpo y despierte la mente. De este modo se contrarresta la naturaleza pesada, lenta y fría característica de Kapha.
La práctica de Surya Namaskar debe realizarse diariamente en modo vigoroso y repetitivo, y las Asanas deben estar pensadas para estimular el pecho y el abdomen, lugar donde reside Kapha, con la intención de incrementar el fuego digestivo, mejorar la digestión, equilibrar el metabolismo y eliminar el exceso de mucosidad y grasa del cuerpo.
La secuencia para Kapha deben ser realizadas con fuerza, con regularidad y de manera dinámica y debe incluir flexiones hacia atrás para abrir y estimular el pecho, torsiones y flexiones laterales para estimular el estomago.

Asana para Kapha
Mayurasana es una óptima posicione para Kapha porque activa todo el cuerpo y produce calor.
Practicar diariamente y en modo vigoroso Surya Namaskar. Además Bhujangasana, Salabasana, Chakrasana, Ustrasana, Ardha matsyendrasana, Simhasana, Sarvangasana, Sethubandhasana, Matsyasana e Chandrasana.

Practicar  Agnisara Pranayama y  Bastrika para generar calor en todo el cuerpo.

Anuncios

2 pensamientos en “Asanas y Pranayama dentro del Dinacharya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s